Mas aún estoy aquí, inspiración dedicada al ministerio

Años han pasado ya,
desde el día en que creí.
Duras batallas peleadas,
más aún estoy aquí.

No ha sido fácil avanzar,
se ha hecho largo este camino.
Mas tu mano poderosa,
hasta aquí me ha sostenido.

Mas aún estoy aquí,
confiando solo en ti Señor.
Mas aún estoy aquí,
pues sé que tú, acabarás tu obra en mí.

Mas aún estoy aquí,
y no es porque yo lo quiera.
Es Tu gracia nada más,
Señor mi Dios, que lo ha querido así.

Muchas veces he sentido,
que mis fuerzas desfallecen.
Y olvidar todo he querido,
mas aún estoy aquí.

Hermano Pedro Fabian Palma

Fue para el 21 aniversario de 1995 que sentí la necesidad de tener un canto especial dedicado al ministerio de nuestro pastor Pedro Peralta, a su trayectoria y aquellos creyentes del principio.

Siempre fue recurrente en mi inspiración tocar temas que hablaran de mi esperanza eterna, que hablaran de la nueva tierra, que hablaran y de mi posición de creyente para alcanzarla, tal vez porque aprendí a tocar guitarra con el canto "De regreso a casa iré" y lo amé tanto y lo hice como mío a mis 14 años.

Pero en esta ocasión sería distinto, tenía que ponerme en el lugar un creyente que llevará tiempo y conciencia de serlo... era necesario que me pusiera en el lugar de alguien que recordara como fue ese tiempo cuando comenzó a creer y todo lo que eso significa... un cambio radical en su vida, alguien que haya sentido el impacto del primer amor de Jesucristo El Salvador y que se haya impactado por la gran luz de revelación de este mensaje, necesitaba pensar y sentir así... necesitaba mirar como alguien que luego de creer de corazón haya tenido un camino recorrido de batallas duras, necesitaba pensar como un creyente que en un principio creyó y lo hizo con toda su fuerza que este camino seria corto, que los eventos sucedería como una cadena de acontecimientos rápidos y nos iríamos a casa...

En aquel tiempo para componer la canción necesitaba pensar y sentir como alguien que en realidad haya pasado la experiencia de estar sin fuerzas para continuar y querer olvidarse de todo. Necesitaba ponerme en el lugar de alguien que después de muchos años de creer esté seguro que todo ésto no es "porque yo lo quiera", necesitaba pensar y sentir como alguien que estaba seguro de que no es más que la gracia sublime de Dios.

Así fue que Dios me inspiró en los versos y la música de este canto y en resumen puedo decir que en ese tiempo hace casi 20 años cuando quise escribir una canción dedicada al ministerio, necesitaba pensar, sentir y creer como pienso, siento y creo ahora.

Hermano Pedro Fabián Palma